Mineros de la Marcha Negra de 1992 descansando en San Rafael tras la caminata de ese día.

25 años de la Marcha Negra

No he contado las fotos que hice cuando recalaron los mineros de la Marcha Negra de 1992 en nuestro municipio. Siempre hay que hacer todas las fotos que se pueda aunque tengas claro que en el periódico se van a publicar pocas o una nada más.

Y en esa actividad frenética por fotografiar muchos detalles, muchos momentos durante la breve estancia, ni 24 horas se quedaban en cada localidad, había que aprovechar todo lo posible para tener constancia gráfica del acontecimiento, porque era todo un acontecimiento.

El tesón e interés de estar muchas horas con ellos tiene como fruto escenas que quizás no vayan a publicarse en prensa pero que vistas con el tiempo me parecen que forman un reportaje completo y son documentos interesantes porque retratan cómo eran los instantes que rodeaban lo que era la caminata en sí.

Esos instantes en los que nada más llegar al lugar aprovechaban para ducharse, otros para pasar por los servicios médicos para tratarse las ampollas y rozaduras del calzado, pero siempre había que ponerse elegantes antes de ir a cenar. Eso es lo que retrata la escena que os muestro hoy.