Con Carlos Núñez

Con… Carlos Núñez

Quizás sea un poco de fetichismo*, siempre he dicho que no practicaba este fanatismo, puedo estar equivocado, pero poco a poco quiero ir teniendo determinados recuerdos como este, con personas que merezca la pena tener este recuerdo por mucha razones, como ser un ejemplo en su profesión, como personas, o simplemente que me hayan tratado con cariño, la primera vez que presencié un concierto de Carlos Núñez, allá por julio de 1997 en Segovia, era ante el Acueducto, quizás el mejor escenario posible para su música.

Al otro lado del monumento tenía un pequeño camerino del que salió para saludar, nos acercamos a saludarle y para que me firmase el primer CD, A irmandade das estrelas, en ese momento demostró su raíz gallega que caracteriza tanto a los nacidos en esta tierra: las muestras de cariño, con eso precisamente, con una caricia de agradecimiento porque me reconocía como alguien que apreciaba su trabajo tanto como para tener su disco.

Viendo la definición de ese calificativo, me parece que se le pueden aplicar ambas versiones, es una apreciación personal. Y esto ocurrirá con todas las personas con las que me haga un retrato para tener de recuerdo, que no siempre van a ser tan famosos como este caso, todo lo contrario, esta será una de las excepciones a la norma de la sección titulada “Con…”

Con Carlos Núñez
Recuerdo posando con Carlos Núñez
* 1. Culto a los fetiches o figuras que representan un ser sobrenatural. 2. Admiración exagerada hacia una persona o una cosa a la que se otorgan unas virtudes extraordinarias.