Con Chuchi

Con Chuchi….35 años después

Aunque la imagen es actual, aprovechando los nombramientos que ha recibido el Nuevo Mester de Juglaría durante la Fiesta de los Gabarreros, coincidí con Chuchi en el instituto de El Espinar siendo él profesor y yo alumno. Ahí ya nos contaba que pertenecía al grupo Hadit, especializado en tocar canciones prohibidas por la Inquisición.

Anécdotas

Es lógico que haya alguna que otra anécdota relacionada con él, como cuando abortó una fiesta que íbamos a celebrar en nuestra habitación, ya teníamos compradas las botellas de bebida, en la excursión de fin de curso a Palma de Mallorca en la que fue como profesor que era, para controlarnos.

Pero la anécdota que más recuerdo es realizando un exámen de filosofía, asignatura que nos intentaba enseñar, o que intentábamos al menos aprobar.

Una vez repartidas las preguntas y ejercicios del examen que teníamos que hacer, salió de clase, se asomaba por una ventana desde la que controlaba casi toda la clase.

Era lógico que hubiese cierto miedo a que nos pillara copiando, si lo íbamos a hacer. A los 5 minutos de comenzar a hacer la prueba entra deprisa, se dirige a mi hoja con el ejercicio y la hace una marca.

Yo estaba más sorprendido que nadie, porque los demás podían pensar que me había pillado copiando o algo parecido, pero resulta que estábamos haciendo Tablas Tautológicas, que por alguna razón dominaba a la perfección, hasta tal punto que incluso Marisol, una compañera que tenía detrás en clase, solía preguntarme cómo se hacían por el dominio que yo tenía de esas tablas de la verdad.

Protesté porque no tenía razón al hacerme una marca en el exámen como si me hubiese pillado y suspendido ya la prueba. Me decía que me callara y continuara. Yo empeñado en pedir explicaciones o lo que dije: no seguía haciendo el examen porque ya me había suspendido, aunque sin razón alguna.

Al final continué haciendo el exámen, y todo era para meter miedo a todos, para que nadie copiara porque nos estaba vigilando. En realidad en lugar de estar asomado de nuevo desde la ventana exterior al aula estaba tomándose un té con aguardiente en el Manso, aunque lo niegue.

Después del instituto hemos coincidido algunas veces, un día nos invitó, a Pete y a mí, a visitar un programa folk en Radio Segovia que comenzaba a las 4 de la tarde, era la primera vez que veíamos hacer ese programa que solíamos escuchar en la radio. Aunque yo juraría que lo llevaba su hermano Luis Martín, este me dice que no.

La foto es de Mónica Riveiro, tomada con un angular por eso la deformación que tenemos. Está retocada con el móvil.