Seta fotografiada con un objetivo macro

Experimentando macro, desenfoque y setas

Divertirte experimentando, además de bueno para la técnica y para el espíritu, sirve para obtener resultados muy alejados de la realidad habitual al la que estoy obligado por ética cuando hago fotografías para prensa o documentar algún acto, donde la rigurosidad tiene que ser máxima permitiéndose una mínima manipulación que no aleje la imagen de la realidad.

En este caso se trataba de buscar un desenfoque atractivo de la imagen, llegando al límite de lo correcto, alcanzando una línea roja por la que se pasa a tener que borrar la imagen por no servir, teniendo en cuenta criterios exclusivos de enfoque.  

Seta en macro
Seta en macro, segunda versión de la misma escena, esta en vertical.

La imagen está tomada con la estupenda Nikon D700 y el objetivo Nikon macro 105 mm F:2’8 pero para conseguirla había que hacerla sin la rigurosidad del un trípode, solo tirado a ras de suelo y con el enfoque manual a pulso. La exposición es de F:4 a 1/200, suficiente para que no hubiese trepidación alguna. Por supuesto que este efecto se puede conseguir con desenfoques en el Phososhop, pero ese es otro mérito distinto, la finalidad era conseguir la imagen que se quería de la escena ya prácticamente acabada.

El enfoque está situado donde suelen mandar los cánones fotográficos para estos objetos, y casi todos en general: el primer punto de atención de la escena, intentando destacar en esta ocasión la viscosidad que cubre a seta.

NaturalezaComentarios desactivados en Experimentando macro, desenfoque y setas