Román el Minutero, conversando con un amigo tras su cámara.

Foto al fotógrafo minutero

No suele ser muy habitual que el fotógrafo se ponga delante de un objetivo, suele ser muy discreto y galante, dejando ese espacio de tiempo para el recuerdo a los demás, limitándose a contemplar el resultado de posar, o como mucho, puede que otro fotógrafo sea quien le tome por objetivo de su imagen. Esto es lo que ocurrió con Román, siempre que pasábamos por su rincón nos parábamos a saludarle, en una ocasión nos hizo una de sus fotos con uno de los decorados que usaba, nos la regaló, se lo agradecimos, y lo lógico era inmortalizar con imágenes como esta.

Román el Minutero con su cámara y su compañera: una radio
Román el Minutero con su cámara y su compañera: una radio

Los días 23 y 24 de abril los locos de SegoviaFoto vuelven a organizar el Encuentro Nacional de Fotógrafos Minuteros, ya en su novena edición, para recordarnos cómo se hacían las fotos “al minuto”, de manera totalmente artesanal y casi ejemplares únicos.

Sin duda alguna, Román El Minutero es uno de los mejores ejemplos que se han tenido en este oficio, no solo por trabajar bien, sino porque su trato era muy cordial, no hacía falta que le encargases que te hiciera una foto para poder charlar con él y contarte sus peripecias en su rincón.

La imagen en color se la hice otro día cualquiera, es del año 2001, que le pillé en su Calle Real cargando con todo el equipo, para este tipo de cámaras no existía una mochila como las actuales en las que puedes meter todo el material, siempre con su inseparable radio, quizás para escuchar los partidos, pero la música también era una de sus grandes aficiones.