No hace falta un instrumento caro para divertirse

Hombre orquesta. 2002

Si hay que ir hasta Ciudad Rodrigo a hacer fotos, se va. Y hasta allí me acerqué, me llevaron en autobús para ser exacto. Recuerdo que el viaje empezaba divertido, para acercarme hasta donde salía el autobús tuve que ir en el coche, detrás venían los dulzaineros, esos que soplan tanto para dentro como para fuera, se me entiende bien.

En marcha a las 8 de la mañana del 20 de julio de 2002, y a mitad de camino de coger el autobús, control de alcoholemia. Me paran a mí, no a los músicos, por suerte para ellos me digo, porque seguro que se habían tomado algún licor espirituoso para animar el viaje. 0,0 los dígitos que aparecen en la pantalla, boquilla de recuerdo y continúa el viaje.

Demostraciones de los Gabarreros en Ciudad Rodrigo
Demostraciones de los Gabarreros en Ciudad Rodrigo

Una vez en esa ciudad toda la mañana con las demostraciones del Día del Turismo, venga a hacer fotos. Cuando llega el momento de comer se acerca este “hombre orquesta” donde estaban los dulzaineros para tocar una de sus canciones con esos instrumentos que llevaba.

La trompeta, un plato de metal para hacer de platillos musicales y el bidón como bombo, no hace falta nada más que tener ganas de juerga para divertirse. Al lado Pete, soplando para dentro una botella de vino.

Yo creo que entra la imagen en lo que se llama fotografía costumbrista.