Procesión en El Espinar

Procesión en El Espinar

No hay duda que Valentín es el motor que mueve a la gente para que colabore en las actividades que desde la parroquia de El Espinar se organizan.

Consigue que muchos jóvenes participen en las celebraciones, pero también hay una característica presente en el ADN de los espinariegos por la que estos, uno una gran parte de ellos, se suman a colaborar y ser partícipes de cualquier tipo de movida que se programe.

Así, podemos ver en los días de fiestas multitud de jóvenes que se suman a los números de pandas, a los disfraces, y también, y de una manera creciente, en la Semana Santa que se celebra en El Espinar.

Poco a poco esta celebración va ganando en número de colaboradores, de todas las edades, que no dudan en dedicar una parte de su tiempo libre para formar parte de unas procesiones que en pocos años han dejado la sobriedad para ganar en vistosidad, en hacer una puesta en escena más cuidada y con mucha más colaboración de los vecinos.

No ocurre lo mismo en San Rafael, donde los vecinos no participan mucho de esta actividad, por no decir que cada vez menos, pese a los intentos del nuevo párroco que poco a poco va introduciendo novedades. Veremos si el tiempo corrige esa falta de compromiso en colaborar.

Todo esto visto desde un punto de vista centrado en las escenificaciones, no en los sentimientos.