Enfermeras de Cuba

Sanidad pública aquí y en cualquier sitio

Un modesto homenaje a Ernest Lluch

En el año 2000 a estas alturas del año y del mes de noviembres estábamos escapados en Cuba para disfrutar haciendo fotos a sus gentes y sus tierras su paisaje.

Era habitual en los pocos ratos que pasábamos en el Hotel Capri, que luego nos enteramos que era el preferido por la mafia americana, pusiéramos la televisión de la habitación en el Canal Internacional de TVE para enterarnos algo de lo que ocurría en España.

Tal día como hoy no enteramos de la muerte de Ernest Lluch, el que es considerado como padre intelectual de la Ley General de Sanidad de 1984, donde se ponen las bases legales para la universalización de la atención sanitaria, en un atentado de ETA.

Durante los días que pasamos en Cuba nos encontramos con distintos profesionales de la isla, no solo de La Habana: conductores de camión, fabricantes de puros, músicos, dependientes de comercio de todo tipo, profesores de colegios y también, en la imagen, enfermeras que atendían en un más que modesto centro de atención primaria, las consultas de sus vecinos.

Sirva esta imagen para homenajear a alguien que luchó por una sanidad pública haciendo que sea posible con su aporte como Ministro de Sanidad, en Cuba la sanidad también es pública, está a un alto nivel de calidad por sus profesionales, que no por los medios con los que cuentan, cierto paralelismo nos une en este sentido.